Solar Fotovoltaica

Son sistemas capaces de convertir la energía procedente del sol directamente en energía eléctrica, mediante el denominado efecto fotovoltaico.


Ventajas de la energía solar fotovoltaica:

  • Simplicidad: generación de electricidad directamente a partir de la luz del Sol.
  • Modularidad: un sistema fotovoltaico siempre va a poder ampliarse, atendiendo a nuevas necesidades que vayan surgiendo.
  • Duración: los módulos fotovoltaicos están pensados para resistir todo tipo de fenómenos ambientales adversos. Los fabricantes garantizan los paneles por periodos de 20 a 40 años, incluyendo la producción y rendimiento del módulo.
  • Seguridad: en un sistema fotovoltaico, no hay riesgos que puedan afectar a personas o el entorno.

 

Componentes de un sistema fotovoltaico.

  • Módulo fotovoltaico: comúnmente conocido como panel solar fotovoltaico, es el encargado de trasformar la radiación solar incidente en electricidad mediante el denominado efecto fotovoltaico. Atendiendo el tipo de células fotovoltaicas que formen el panel tendremos diferentes tipos de paneles (monocristalinos, policristalinos, amorfos, etc.)

 

  • Inversor: Es un dispositivo de potencia cuya función es, transformar la energía continua producida por el generador fotovoltaico en energía alterna para consumo. Los inversores modernos de pequeña potencia incluyen otras interesantes propiedades como limitación de potencia o sistemas de inyección cero para no inyectar excedentes de electricidad a la red eléctrica.

 

  • Estructuras: se denominan de forma genérica y son las encargadas de sostener, anclar y orientar los paneles solares de forma correcta, pueden ser fijas o móviles. Las móviles se conocen como seguidores solares y las podemos clasificar según realicen el seguimiento del sol, como seguidores de un solo eje o seguidores a dos ejes.