Geotermia Superficial

Geotermia Superficial BeterEnergy

 

GEOTERMIA SUPERFICIAL, SISTEMAS GSHP

GSHP = Ground Source Heat Pump Systems.

 

 

 

La Energía Geotérmica Superficial consiste en el aprovechamiento del calor que existe en el subsuelo. A determinada profundidad, en torno a los 12 m., la temperatura del terreno permanece constante a 18ºC aproximadamente. A partir de 100 m. de profundidad esta temperatura se incrementa unos 3 ºC; es lo que denominamos gradiente geotérmico.

Mediante perforaciones en el terreno podemos servirnos del calor constante que ofrece la tierra. La profundidad de estas perforaciones, de entre 10 y 15 centímetros de diámetro, depende de las dimensiones del espacio a climatizar, del terreno disponible para la ejecución del campo de sondas y de las condiciones geológicas del mismo.

A lo largo de cada perforación se colocan las sondas geotérmicas en las que se produce el intercambio de calor, consistentes en un tubo, generalmente de polietileno, lleno de líquido. Habitualmente este fluido circulante es agua o bien una solución salina con una sustancia anticongelante, con el objeto de impedir que el fluido solidifique si se dieran bajas temperaturas en la superficie del suelo. Esta fórmula es completamente inofensiva para el Medio Ambiente. Además, cualquiera de los fluidos utilizados en ningún momento entran en contacto con el suelo puesto de la sonda está perfectamente sellada.

El líquido circula continuamente por el circuito cerrado: desciende, se calienta (o enfría, si es verano) y sube de nuevo, accionado por una pequeña bomba. En este punto, el medio circulante cede su calor (o frío) al refrigerante (evaporación) y a continuación éste al medio empleado para la calefacción (compresión y condensación) sea aire (fan coils) o agua (suelo radiante). Seguidamente, el fluido vuelve a descender por el circuito situado en las perforaciones del terreno para obtener más calor, o cederlo en verano, y así continuamente.

El circuito de sondas geotérmicas se calcula en función de diferentes variables: el lugar donde se halla el edificio, la superficie a climatizar y las características constructivas de la edificación, las propiedades geológicas del terreno (entalpía) y el espacio de que se dispone para la perforación. Las características de la bomba de calor geotérmica deben adecuarse a la demanda del dimensionamiento del sistema y varían en función de las necesidades del espacio a climatizar – casas unifamiliares aisladas o adosadas, viviendas plurifamiliares de diferentes tamaños, locales industriales o comerciales – y de las dimensiones de la casa o local.

 

 

El rendimiento de las instalaciones de geotermia superficial es mucho mayor que el de cualquier sistema de climatización existente, este alto rendimiento se debe al funcionamiento de la bomba de calor utilizada.